Ca Masanet – Valterra Turisme Rural

Vall De Ebo (Alicante)

location_on Cerca de la playa | Cerca de un río | En el casco urbano | Montaña

local_hotel 2 habitaciones
people 4 personas
euro_symbol De 21 a 30 euros por persona/día
contacts Contacto: Puri / Tere
phone Teléfono/s: 966 406 800 / 669 461 959
print Fax: No


Fotografías

casas rurales Alicante
casas rurales Alicante
casas rurales Alicante
casas rurales Alicante
casas rurales Alicante

Galería de fotografías

Para gozar de todas las joyas que encierra Vall d’Ebo, podemos alojarnos en un lugar mágico: Ca Masanet. Una magnífica casa VALTERRA Turisme Rural, compartida con los dueños que viven en la planta baja, con el encanto de las casas rústicas de estos pequeños y tranquilos pueblos.

Con una capacidad total de 5 plazas, dispone de 2 magníficas habitaciones dobles que comparten 1 baño, con paredes de piedra vista y techos abuhardillados.

En la parte de arriba posee un amplio salón comedor con TV, cocina, chimenea y dos habitaciones dobles, con un baño compartido. Además, Ca Masanet dispone de agua caliente y calefacción en todas las habitaciones.

Ca Masanet está ubicada en el centro de la población. Podrás despertar con el olor a pan de pueblo recién horneado, y llevarte a casa el estupendo embutido de estilo mallorquín que realizan en sus carnicerías, fruto de la tradición que heredaron de los repobladores que llegaron a estos parajes de montaña desde las islas baleares.

Esta casa VALTERRA Turisme Rural es perfecta para aquellos que quieran estar a un paso de la aventura y disfrutar de las maravillas que ofrece este precioso valle.
Podemos acceder a Ebo desde Pego, subiendo por la CV-712, desde la preciosa costa mediterránea en la que destacan las playas de Gandia, Oliva, Dénia,..., a escasos 30 km. El acceso se realiza por una sinuosa carretera que ofrece unas impresionantes vistas sobre la costa, la marjal Pego-Oliva y el "Barranc de l'Infern". Un gran valle para disfrutar de nuestros pueblos de montaña con sabor a mar.
Vall de Ebo encierra, en sus escasos 32,4 km2, una riqueza natural, histórica y paisajística increible.

Al ya mencionado y archiconocido "Barranc de l'Infern" hay que unir la cueva del Rull, una espectacular cueva, propiedad del Ayuntamiento de Ebo, totalmente acondicionada y abierta al público. Situada en la carretera que conduce hasta Vall d'Alcalá, es una de las pocas cuevas del levante español abiertas al público que aún sigue su proceso de formación continuada. Descubierta de forma fortuita en 1919, cuando el tío Rull iba de cacería con su perro persiguiendo un conejo que entró por un agujero. El tío Rull soltó un hurón para que le diera caza, pero ninguno de los dos salieron. Al día siguiente, el tío Rull fue al agujero para intentar recuperar su hurón. Al sacar un par de piedras descubrió la cueva que hoy en día lleva su apodo.

Otro punto de interés son "Els Tolls". Unos cien metros antes de llegar a la "Cova del Rull", por una senda bien señalizada, encontramos unas balsas naturales de agua aptas para el baño, donde la gente de Ebo aplacaba los calores del verano desde tiempo inmemoriales.

Además, en todo el término encontraremos gran infinidad de fuentes naturales de frescas y cristalinas aguas, como la fuente d'en Gili, la del Monjo o la de Serra, o la Senia, restos de una noria del siglo XIX.

Otro accidente geológico singular que existe en Ebo son "els avencs" que se encuentran en la carretera que lleva desde Pego hasta Ebo y que consisten en cuatro simas, una de ellas de 130 metros de profundidad,
aptas para la visita de los espeleólogos.


En el pueblo podremos visitar, además de la iglesia barroca de San Miguel, el Museo Etnológico de Ebo, donde se expone una colección de herramientas y curiosidades aportadas por vecinos, que nos permitirá entrar en otra época y descubrir que en algún momento alguien los utilizó para contribuir al desarrollo y a la historia de este pueblo del interior de Alicante.

En la tercera planta del Museo Etnológico se ha ubicado el Centro de Interpretación del Arte Rupestre de La Vall de Ebo (declarado patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998) que ofrece al visitante reproducciones facsímiles de todos los gravados y pinturas rupestres del término municipal.

Todas son excursiones y visitas ineludibles para aquellos que quieran conocer las tierras del norte de Alicante y sur de Valencia.

Si deseas más información sobre actividades puedes visitar el blog de VALTERRA Turisme Rural -blog.valterra.org-.
Enclavada en una de las zonas más inaccesibles del interior de la Marina Alta (Alicante) encontramos Vall d'Ebo, una pequeña población agrícola de origen musulmán en la que viven unos 284 habitantes.

Su riqueza orográfica hace que Vall de Ebo sea uno de los pueblos preferidos por los amantes de los deportes de riesgo que pueden recorrer uno de los desfiladeros más intrincados de toda la Comunidad Valenciana: el Barranc de l'Infern.

Ebo se encuentra en un valle cercado, al norte, por el Alto de Pascual, al este por la sierra de Migdía o Manzaneda y al sur por la Sierra de la Carrasca. El río Girona, que nace en Vall d'Alcalà, cruza el término en dirección a Vall de Laguar por el "Barranc de l'Infern". Este barranco llega a un punto, la Peña Colau, en que se convierte en un camino extraordinariamente difícil a causa de su estrechez y sus desniveles que hay que salvar con cuerdas por lo que se recomienda ser un experto para realizar el paso.

Ebo es la única población de un valle que, antes de su expulsión en 1.609, estuvo poblada de alquerías moriscas. Tras la expulsión de los moriscos fue repoblado por colonos mallorquines que se concentraron en un único enclave urbano. Todavía se pueden contemplar restos de antiguas alquerías musulmanas de nombres eufónicos como Bisbilán, Benicid o Benicais, al tiempo que podremos disfrutar de una rica gastronomía típica de esta zona de montaña, en la que destaca el embutido realizado como manda la tradición heredada de su pasado mallorquín.
Ver página web
Para gozar de todas las joyas que encierra Vall d’Ebo, podemos alojarnos en un lugar mágico: Ca Masanet. Una magnífica casa VALTERRA Turisme Rural, compartida con los dueños que viven en la planta baja, con el encanto de las casas rústicas de estos pequeños y tranquilos pueblos.

Con una capacidad total de 5 plazas, dispone de 2 magníficas habitaciones dobles que comparten 1 baño, con paredes de piedra vista y techos abuhardillados.

En la parte de arriba posee un amplio salón comedor con TV, cocina, chimenea y dos habitaciones dobles, con un baño compartido. Además, Ca Masanet dispone de agua caliente y calefacción en todas las habitaciones.

Ca Masanet está ubicada en el centro de la población. Podrás despertar con el olor a pan de pueblo recién horneado, y llevarte a casa el estupendo embutido de estilo mallorquín que realizan en sus carnicerías, fruto de la tradición que heredaron de los repobladores que llegaron a estos parajes de montaña desde las islas baleares.

Esta casa VALTERRA Turisme Rural es perfecta para aquellos que quieran estar a un paso de la aventura y disfrutar de las maravillas que ofrece este precioso valle.
Podemos acceder a Ebo desde Pego, subiendo por la CV-712, desde la preciosa costa mediterránea en la que destacan las playas de Gandia, Oliva, Dénia,..., a escasos 30 km. El acceso se realiza por una sinuosa carretera que ofrece unas impresionantes vistas sobre la costa, la marjal Pego-Oliva y el "Barranc de l'Infern". Un gran valle para disfrutar de nuestros pueblos de montaña con sabor a mar.
Vall de Ebo encierra, en sus escasos 32,4 km2, una riqueza natural, histórica y paisajística increible.

Al ya mencionado y archiconocido "Barranc de l'Infern" hay que unir la cueva del Rull, una espectacular cueva, propiedad del Ayuntamiento de Ebo, totalmente acondicionada y abierta al público. Situada en la carretera que conduce hasta Vall d'Alcalá, es una de las pocas cuevas del levante español abiertas al público que aún sigue su proceso de formación continuada. Descubierta de forma fortuita en 1919, cuando el tío Rull iba de cacería con su perro persiguiendo un conejo que entró por un agujero. El tío Rull soltó un hurón para que le diera caza, pero ninguno de los dos salieron. Al día siguiente, el tío Rull fue al agujero para intentar recuperar su hurón. Al sacar un par de piedras descubrió la cueva que hoy en día lleva su apodo.

Otro punto de interés son "Els Tolls". Unos cien metros antes de llegar a la "Cova del Rull", por una senda bien señalizada, encontramos unas balsas naturales de agua aptas para el baño, donde la gente de Ebo aplacaba los calores del verano desde tiempo inmemoriales.

Además, en todo el término encontraremos gran infinidad de fuentes naturales de frescas y cristalinas aguas, como la fuente d'en Gili, la del Monjo o la de Serra, o la Senia, restos de una noria del siglo XIX.

Otro accidente geológico singular que existe en Ebo son "els avencs" que se encuentran en la carretera que lleva desde Pego hasta Ebo y que consisten en cuatro simas, una de ellas de 130 metros de profundidad,
aptas para la visita de los espeleólogos.


En el pueblo podremos visitar, además de la iglesia barroca de San Miguel, el Museo Etnológico de Ebo, donde se expone una colección de herramientas y curiosidades aportadas por vecinos, que nos permitirá entrar en otra época y descubrir que en algún momento alguien los utilizó para contribuir al desarrollo y a la historia de este pueblo del interior de Alicante.

En la tercera planta del Museo Etnológico se ha ubicado el Centro de Interpretación del Arte Rupestre de La Vall de Ebo (declarado patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998) que ofrece al visitante reproducciones facsímiles de todos los gravados y pinturas rupestres del término municipal.

Todas son excursiones y visitas ineludibles para aquellos que quieran conocer las tierras del norte de Alicante y sur de Valencia.

Si deseas más información sobre actividades puedes visitar el blog de VALTERRA Turisme Rural -blog.valterra.org-.
Enclavada en una de las zonas más inaccesibles del interior de la Marina Alta (Alicante) encontramos Vall d'Ebo, una pequeña población agrícola de origen musulmán en la que viven unos 284 habitantes.

Su riqueza orográfica hace que Vall de Ebo sea uno de los pueblos preferidos por los amantes de los deportes de riesgo que pueden recorrer uno de los desfiladeros más intrincados de toda la Comunidad Valenciana: el Barranc de l'Infern.

Ebo se encuentra en un valle cercado, al norte, por el Alto de Pascual, al este por la sierra de Migdía o Manzaneda y al sur por la Sierra de la Carrasca. El río Girona, que nace en Vall d'Alcalà, cruza el término en dirección a Vall de Laguar por el "Barranc de l'Infern". Este barranco llega a un punto, la Peña Colau, en que se convierte en un camino extraordinariamente difícil a causa de su estrechez y sus desniveles que hay que salvar con cuerdas por lo que se recomienda ser un experto para realizar el paso.

Ebo es la única población de un valle que, antes de su expulsión en 1.609, estuvo poblada de alquerías moriscas. Tras la expulsión de los moriscos fue repoblado por colonos mallorquines que se concentraron en un único enclave urbano. Todavía se pueden contemplar restos de antiguas alquerías musulmanas de nombres eufónicos como Bisbilán, Benicid o Benicais, al tiempo que podremos disfrutar de una rica gastronomía típica de esta zona de montaña, en la que destaca el embutido realizado como manda la tradición heredada de su pasado mallorquín.

Servicios

keyboard_arrow_right  Calefacción
keyboard_arrow_right  Chimenea
keyboard_arrow_right  Cocina
keyboard_arrow_right  Habitación doble
keyboard_arrow_right  Lavadora
keyboard_arrow_right  Microondas
keyboard_arrow_right  Televisión


Actividades

keyboard_arrow_right  Caza
keyboard_arrow_right  Golf
keyboard_arrow_right  Montañismo
keyboard_arrow_right  Paintball
keyboard_arrow_right  Rutas
keyboard_arrow_right  Rutas a caballo
keyboard_arrow_right  Senderismo
keyboard_arrow_right  Trekking


Contactar

Por favor introduzca su nombre
Por favor introduzca su email
Por favor introduzca su consulta

Comparte este alojamiento con tus amig@s

Comparte este alojamiento con tus amig@s